Conmemorando dos siglos del nacimiento de Walt Whitman

publicado en: Capitular | 0

A 200 años del nacimiento de uno de los más grandes referentes de la literatura en inglés, hoy hacemos un breve repaso por su vida y su obra más emblemática, Hojas de hierba

Nacido como Walter, fue el segundo de nueve hijos. Para ayudar a la economía familiar comenzó a trabajar a los once años. Su primer empleo fue de empleado de oficina. Después pasó como practicante al semanario The Patriot, donde aprendería sobre tipografía e impresión. Walt Whitman se desempeñó en diversos campos a lo largo de su vida, entre ellos como periodista, empleado del gobierno y enfermero voluntario durante la Guerra Civil de Estados Unidos. Su carrera de poeta comenzó definitivamente durante un viaje que hizo al sur, en 1843. La vida de provincias le afectó de tal manera que abandonó su carrera de periodista para dedicarse por completo a ser escritor.

Uno de los libros más importantes del autor fue Hojas de Hierba. Walt lo corrigió y reeditó en múltiples ocasiones hasta su fallecimiento. El autor buscaba componer una épica americana, y se basó en la Biblia para la cadencia. Es una gran oda a la libertad del hombre. Nos asegura que el mundo fue creado para la felicidad de la humanidad en la tierra.

La primera edición fue pagada por él mismo. Su amigo, Ralph Waldo Emerson, escribió una larga carta halagando la obra y la recomendó a sus amigos. Gracias a este apoyo, Hojas de hierba obtuvo una respetable acogida. Sin embargo, tampoco le faltaron las críticas, debido a tocar con naturaleza temas referentes al sexo.

Whitman ha marcado a muchos poetas y escritores que surgieron después. Algunos de ellos fueron T.S. Eliot, Fernando Pessoa, Allen Ginsberg, Rubén Darío y Jorge Luis Borges. Su vida y su obra fueron siempre tema de discusión pública debido a su forma libertina y su falta de filtro al expresar sus ideas. Siempre estuvo apegado a temas políticos durante toda su vida, siendo un fuerte opositor a la expansión de la esclavitud. Su sexualidad también levantó múltiples rumores, ya que siempre se le ha considerado homosexual o bisexual.

Whitman falleció en 1892 en Camden, por una infección pulmonar. Más de mil personas visitaron su casa el día de su entierro, y crónicas de la época informaron que el ataúd de roble era casi imposible de ver a causa de las flores que las personas le dejaron.