Cristina Morales gana el premio Herralde de novela 2018

publicado en: Capitular | 0

El tono de denuncia y de combate de sus novelas antiguas también está presente en Lectura fácil, donde la supuesta discapacidad intelectual de cuatro mujeres que viven en un piso tutelado en Barcelona no les impide abordar y reflejar los desahucios, el machismo, la sexualidad o la precariedad moral y económica. Con este título ha obtenido el 36° premio Herralde de novela del 2018 y los 18 mil euros con que lo dota la editorial Anagrama.

La autora arma la historia de cuatro jóvenes afincadas en la Barcelona actual, a las que su supuesta discapacidad intelectual parece hacerlas mucho más lúcidas. Algunos de los recursos que emplea Morales son la denuncia al machismo, las actas de un juzgado con la que se pretende incapacitar o esterilizar a una de las mujeres y la novela autobiográfica.

A pesar de pretender atrapar el registro de los discapacitados intelectuales, Morales optó por impregnarse de la oralidad y no imitar su balbuceo, sino coger su tono a partir de lo popular, de los dichos y giros. “Mi obsesión era cómo ser capaz de escribir esa radicalidad suya que desde fuera es vista como discapacidad”, afirma. El título de la novela es porque una de las chicas escribe una autobiografía en lectura fácil, pensado para colectivos con dificultades de comprensión.

El puesto finalista lo ha llevado la chilena Alejandra Costamagna con El sistema del tacto, donde una joven es enviada por su familia a despedir a un pariente que agoniza. Ambas obras, ganadora y finalista, se publicarán a finales de noviembre.

Revisa el anuncio oficial del concurso a través del siguiente enlace:
https://www.anagrama-ed.es/noticias/premios-y-distinciones/36-premio-herralde-de-novela-353