Descubren secuela de La naranja mecánica

publicado en: Capitular | 0

El clásico de culto La naranja mecánica, que tanto revuelo ocasionó en libro y en su adaptación al cine en 1971, tenía una continuación. Entre los archivos del fallecido Anthony Burgess se halló una especie de secuela no concluida, titulada The clockwork condition (“La condición del reloj”, en español). Este fue encontrado en Bracciano, Italia, donde el autor vivió hasta su muerte en 1993.

Se trata de un trabajo de no ficción, donde Burgess reflexiona sobre las consecuencias de la adaptación cinematográfica de La naranja mecánica hecha por Stanley Kubrick. Este trabajo abarca unas 200 páginas escritas a máquina y varias notas escritas a mano, e incluye una serie de pensamientos filosóficos sobre la condición humana. El autor confronta las críticas que obtuvo la película con respecto a la “ultraviolencia” de sus personajes principales. En una sección, Burgess afirma que, si bien los jóvenes aprendieron un estilo de violencia, no aprendieron a ser violentos en sí; esta se encuentra dentro de algunas personas de forma natural. También reflexiona sobre el impacto de la televisión y los medios de comunicación en la gente durante la década del 70. Con respecto al título del libro, la “condición del reloj” es el estado de “sentirse alienado, en parte debido a los medios de comunicación”, explica Andrew Biswell, trabajador de la Fundación Internacional Anthony Burgess en Manchester.

El texto iba a ser complementado por unas 80 fotografías sobre el tema de la libertad y el individuo. Tenía la misma estructura que El infierno de Dante, uno de los poemas favoritos de Burgess.

El trabajo permaneció abandonado por décadas la casa de Italia hasta ser enviado a la Fundación, junto con otras posesiones del autor. Ahora es honrada en una exhibición del Museo de Diseño de Londres, abierta al público desde el 26 de abril.