Ahora sí llegó el Día del Libro

publicado en: Noticias | 0

El singular cambio de fecha del Día del Libro es otra de las consecuencias que el coronavirus le trajo al sector editorial. En España, este año el Día del Libro coincidió con los momentos más duros de la pandemia; hoy, 23 de julio, se celebra esta postergación que estaba pendiente.

 

En España, el Día del Libro se celebra el 23 de abril porque casi coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes (22 de abril de 1616), William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. En Cataluña coincide además con la celebración de Saint Jordi, lo que llena el ambiente de un romanticismo particular. Como costumbre, la gente se regala flores y libros, por lo que es un día comercialmente importante para las librerías y floristerías, que suelen prepararse con mucha anticipación y brindan al público lo mejor de sus ofertas. La Unesco hizo oficial el Día del Libro en 1995 con la finalidad de proteger y fomentar la industria editorial y los derechos de autor.

Sin embargo, este año no se ha podido llevar a cabo como los años anteriores, ya que el 23 de abril toda España estaba en medio del confinamiento por el covid-19. Recordemos, además, que aquellos meses fueron especialmente difíciles para el sector. Al respecto, la Federación de Gremios de Editores de España apuntó que «la paralización de la actividad ha supuesto un impacto enorme en la facturación, estimado inicialmente en unos 1000 millones de euros».

Debido a la importancia comercial del Día del Libro, el sector optó por trasladar, no por suspender, la celebración. La Federación ha dicho, en un comunicado el pasado 6 de julio, que «Con esta decisión el sector quiere hacer frente a los efectos que la pandemia ha tenido en el conjunto de las empresas y tratar de reactivar sus actividades en un contexto difícil».

El 23 de abril toda España tuvo que conformarse con celebraciones virtuales. Pero gracias a que decidieron posponer la fecha para cuando ya no hubiera cuarentena, los españoles podrán disfrutar de un Día del Libro diferente a todos los años; ahora se da en verano y viene con nuevas reglas para respetar el distanciamiento social. En Barcelona, por ejemplo, se iba a instalar más de cien puestos en el paseo de Gràcia, pero han tenido que renunciar a esto debido a los nuevos brotes de covid-19 en Cataluña. Ahora, cada librería y floristería venderá de manera descentralizada y respetando todas las medidas sanitarias.

Durante este día, los lectores podrán disfrutar de las actividades que cada librería ofrezca, y beneficiarse de los descuentos y nuevos lanzamientos editoriales.