El futuro de la literatura en Spotify

publicado en: Capitular | 0

En un mundo crecientemente digital, cada vez menos personas cultivan el hábito de leer. Debido a ello, muchos escritores están buscando maneras cada vez más innovadoras para seguir ganando seguidores, y una de ellas es emplear métodos audiovisuales. El escritor Hernán Casciari es uno de los muchos escritores que viró hacia Spotify. Si bien es un espacio poco convencional para los escritores, está cada vez más presentes en la vida diaria de la gente.

Creada en 2006, Spotify es una empresa sueca que funciona vía streaming. Diseñada en un inicio para reproducir música, hace poco más de un año comenzó a ofrecer espacios para pódcasts originales y narraciones. Desde que Casciari le dio una oportunidad a este programa, su página ha llegado a sumar casi ocho mil oyentes mensuales. “Gracias a todas esas plataformas mis lectores se han multiplicado, bueno, o mis oyentes”, cuenta al New York Times. Su texto Messi es un perro tiene más de 140 mil reproducciones. Este espacio le permite llegar a ser más conocido de lo que podría ser solo en formato impreso. Paradójicamente, su presencia en este espacio logra que sus seguidores compren sus libros.

Al igual que sus oyentes, el escritor confiesa que cada vez le cuenta más sentarse a escribir y leer. “En cambio, hablar y escuchar no supone ningún esfuerzo”, explica.

Cuando la plataforma abrió un espacio para narraciones, también se incluyó versiones orales de autores clásicos como Eduardo Galeano, Jorge Luis Borges, Mario Benedetti o Pablo Neruda.

Este nuevo fenómeno lleva a cuestionarse sobre el futuro de la literatura y el mercado editorial. También parece vaticinar el regreso de los inicios en la literatura en la oralidad, con la diferencia que esta vez no será comunitaria sino individual.