Medio siglo en el mundo editorial

publicado en: Capitular | 0

Jorge Herralde repasa la historia de su editorial y su vida dentro del oficio en su nueva obra: Un día en la vida de un editor (Anagrama, 2019). Se trata de la compilación de 44 textos misceláneos, publicación que coincide con la conmemoración del 50 aniversario de Anagrama y de él mismo como editor.

El libro reúne artículos que van desde la censura de las primeras ediciones, pasando por entrevistas en las que Herralde se muestra abierto a hacer confesiones personales, así como crónicas sobre la tensión entre grupos editoriales grandes y sellos pequeños. También recuerda a aquellos autores que hizo conocidos y ya no están: Roberto Bolaño, Sergio Pitol, Ricardo Piglia, Carmen Martin Gaite, entre otros.

Ingeniero industrial de formación, Jorge lanzó la editorial el 23 de abril de 1969. En 1975 elaboró un  catálogo con buena parte de la doctrina de izquierda, que denomina “el pantone de la contestación”: Trotsky, Mao, Bakunin. De estos, las Cuatro tesis filosóficas de Mao fue su primer best seller. No es sorpresa que el editor diga que los tiempos actuales no son “entusiasmantes” y prefiera quedarse con los “revolucionarios años 70”, cuando tenía que “luchar contra la censura y el constante aprendizaje”. Según dijo a Agencia EFE, la política puede estar presente dentro del negocio editorial ya que, según Jorge, “la censura franquista hizo que Anagrama fuera la editorial más represaliada”.

Para Herralde el gran reto de su oficio es que el lector “confíe en el catálogo, que cuesta muchos años de hacer, pero es muy fácil de destruir”. Hasta el día de hoy el olfato de este importante editor no ha fallado. Gracias a él se pudo traducir al español el hasta ahora best seller La conjura de los necios de John Kennedy Toole, así como A pleno sol de Patricia Highsmith.

Herralde siempre ha sabido tener paciencia para ayudar a despegar autores, cosa que no podría hacer si hubiera aceptado una de las tantas veces que Planeta intentó comprar el sello. Anagrama se mantiene, de ese modo, como uno de los últimos bastiones de la literatura independiente. Muchos de los secretos para mantener este tambaleante sector de la edición se encuentran en el libro.