¿Qué es un incunable?

publicado en: Capitular | 0

Muchas veces hemos calificado un libro como “incunable”, y muchas veces también esta expresión no ha sido empleada correctamente. Se utiliza, a veces, como sinónimo de que un libro es antiguo y valioso, que no está tan alejado de la verdad pero tampoco es exacto. En realidad, se refiere a un tipo muy concreto de volúmenes, a aquellos impresos en el siglo XV, ni antes ni después.

El término se refiere a que en esa época el arte de la impresión se encontraba en sus inicios, en la cuna. Gutenberg comenzó a imprimir a mediados del siglo XV. De ese modo, los incunables son libros impresos después del invento de Gutenberg y el día de Pascua de 1501. Se calcula que se elaboraron unos 35 mil ejemplares, gracias a una red europea de impresores que llegó a extenderse por más de 250 ciudades.

Hay varios tipos de incunables. Entre ellos están los xilográficos,  que se imprimían usando planchas de madera fija, antes de los móviles metálicos. Impresos entre 1460 a 1480, son muy escasos y valorados.

Un incunable tiene varias características que permiten identificarlos. Por ejemplo, estos carecen de letras iniciales impresas, ya que se dejaba un hueco en blanco para que un ilustrador las dibujara. Otro detalle sería la falta de numeración de las páginas, además de que el texto se imprimía de manera corrida, sin ningún tipo de división, a excepción de la separación entre párrafos con signos. La tipografía era también más tosca. Los editores fueron innovando y cambiando a medida que pasaba el tiempo y editaban más libros.