¡A JUGAR QUIDDITCH!

¡A JUGAR QUIDDITCH!

publicado en: Noticias | 0

Por Pedro Criollo

El popular deporte de los libros de Harry Potter también se juega en la vida real. En el Perú, desde finales del 2007, Williams Rojas adaptó las reglas y creó una versión propia. ¿El resultado? Una mezcla de rugby con baloncesto para chicos y chicas, reconocida internacionalmente por los aficionados. Rojas preside la Federación Peruana de Quidditch, una asociación que promueve el juego y organiza torneos cada cierto tiempo. Sus miembros se juntan en una cancha del distrito de Santiago de Surco para practicar los fines de semana.

A simple vista se ven similitudes con las películas. Dos equipos de siete jugadores se enfrentan en un campo ovalado. Los cazadores se pasan un balón (quaffle) e intentan colocarlo en uno de los tres aros del equipo contrario para anotar un punto. Los guardianes bloquean sus tiros. Los golpeadores lanzan unas pequeñas pelotas (bludger) a los cazadores para impedir que continúen. Los buscadores, como el joven mago, se enfocan en atrapar la bola alada (snitch) y así ganar el partido.

En el quidditch peruano no todas las escobas son iguales ni todos los jugadores las usan: solo los buscadores y guardianes las portan. Los primeros emplean escobas con diseños que las hacen más cómodas. Los guardianes usan unas simples para bloquear la quaffle.

Parados en su área, los golpeadores lanzan hacia arriba constantemente la bludger —pues está prohibido tenerla en la mano por un largo tiempo— y luego hacia los cazadores para paralizarlos por unos segundos.

Finalmente, el snitch es reemplazado por una persona con polo amarillo y la libertad de moverse por donde le dé la gana, con tal de no ser atrapado. Incluso hay espacios dentro de la cancha en los que puede descansar por tiempo indefinido. De lo contrario, puede esconderse en las calles aledañas.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…