Sans Forgetica, la tipografía que asegura memorizar lo que lees

publicado en: Capitular | 0

Ya sea escribiendo a mano, leyendo en voz alta varias veces, haciendo resúmenes o mapas mentales, cada persona tiene su propia técnica para memorizar textos. En Melbourne, Australia, sin embargo, aseguran que la clave puede estar en la tipografía. Esta técnica ha sido denominada como Sans Forgetica, y es una tipografía especialmente diseñada para mejorar la retención mental. Sus creadores son un grupo de investigadores del Real Instituto de Tecnología de Melbourne (RMIT, por sus siglas en inglés).

Lo importante, dicen, es obligar al cerebro a estar alerta. Han logrado esto introduciendo un pequeño obstáculo a la lectura: un espacio en blanco en el cuerpo de las letras que no evita que podamos leer la frase, pero nos obliga a hacer un esfuerzo extra inconsciente.

En el sitio web de la universidad se explica cómo funciona esta técnica: “La fuente usa principios de psicología cognitiva para crear un efecto que se conoce como dificultad deseable”. Según este principio, las obstrucciones menores descritas anteriormente hacen que el cerebro se involucre en procesos cognitivos más profundos. Por lo tanto, sin hacer mucho esfuerzo, el usuario experimenta un proceso de memorización.

Según Janneke  Blijlevens, parte de la Escuela de Economía, Finanzas y Marketing de la universidad, esta tipografía se hizo científicamente, combinando enfoques de psicología y de diseño. La clave, advierten los creadores, consiste en dificultar la lectura sin que el texto se vuelva ilegible. Para esto se debe crear un punto intermedio entre las fuentes familiares y una marca no familiar que “imprima” de cierta manera un recuerdo de lo que se ha leído en el cerebro. Como lo describe Blijlevens, “Sans Forgetica ocupa ese punto intermedio en el cual se rompen las normas perceptuales justas para crear ese rastro de memoria”.

De acuerdo al experto en tipografía, Stephen Banham, quien también colaboró en la creación de esta tipografía, esta reúne dos elementos fundamentales de diseño poco convencionales. El primero es la inclinación hacia la izquierda, lo cual es poco convencional puesto que estamos acostumbrados a la cursiva que se inclina a la derecha. El segundo es tener huecos en las propias letras, que anticipan el proceso de cómo la gente lee. Por ello, “leemos la estructura y no letra por letra”, apunta.

No obstante, los expertos afirman que es mejor aplicarlo a textos cortos. Si se aplicaran a novelas, dicen, sería un dolor de cabeza leerlas.

La tipografía es compatible tanto con sistemas operativos de Mac como de PC, y también hay una extensión de Chrome. Esta se encuentra disponible para descargar en la página web de la universidad.

Puedes descargarla a través de este link:
http://www.sansforgetica.rmit/